Noticias

Presidente del Consejo de Conicyt, encabezó la ceremonia de inauguración de las nuevas instalaciones del Ceap.

Se trata del primer centro regional, de los 14 existentes en el país, que logra inaugurar su infraestructura propia.

Con la presencia de autoridades nacionales, regionales y representantes de la agroindustria regional, el centro de Estudios en Alimentos procesados inauguró sus nuevas dependencias. Se trata de una construcción que se emplaza en 800 m2, que significó una inversión de 500 millones de pesos en infraestructura y cerca de 700 en equipamiento; y que dentro de sus dependencias cuenta con dos laboratorios para investigación agroindustrial, una planta de pilotaje con resolución sanitaria, más una cocina experimental con sala para análisis sensoriales de alimentos.

Se trata del  primer centro tecnológico del país dedicado  100% a la industria de los alimentos procesado hortofrutícolas, que se inserta en la principal zona productora de estos alimentos en el país, pues no en vano el Maule representa el 30 % de la producción nacional.

El principal objetivo del Ceap

Esta nueva infraestructura -financiada con aportes del Programa Regional de CONICYT y el Gobierno Regional del Maule,   tiene la finalidad de apoyar la descentralización de la ciencia y mejorar la competitividad de la industria de los alimentos procesados hortofrutícolas del Maule.

Y es que pese a los positivos numero que ubican a la region como la principal productora de alimentos porcesados, existe el gran desafío para este sector de transitar desde la producción de commodities, hacia productos más sofisticados, lo que sin duda  comprende el conocimiento y adopción de nuevas tecnologías para el procesamiento de frutas y hortalizas, además de del desarrollo de investigación científica que permita entre otras cosas dar vida a productos con un mayor valor en el mercado,  para satisfacer la creciente demanda mundial por alimentos innovadores, mas saludables y convenientes.

Las nuevas instalaciones hacen de este Centro un lugar único en la región, con capacidades habilitantes antes inexistentes pero que desde ahora estarán disponible principalmente para el sector agroalimentario de la región del Maule.

El edifico tiene modernas instalaciones,  con equipamiento como por ejemplo para la elaboración experimental de alimentos, así como para el testeo de ingredientes y validación de formulaciones a escala de prototipo. Pero tambien con un espacio diseñado especialmente para la evaluación de los alimentos, con 6 cabinas independientes para evaluar las propiedades organolépticas de los alimentos.

Cuenta tambien con espacios habilitado y equipados para el desarrollo de actividades analíticas y estudios científicos-tecnológicos de materias primas, de ingredientes o productos, además de un laboratorio de  evaluación de tecnologías para la valorización y el manejo de residuos solidos y líquidos provenientes de la industria de los alimentos procesados.

Finalmente posee infraestructura habilitada en 150 m2, con resolución sanitaria, para el procesamiento de frutas y hortalizas a escala piloto, se trata de una novedos y moderna planta piloto.